Cine

10 de Octubre: Crónica Octava Jornada de Sitges 2014

0

El segundo viernes del festival prometía ser, después de toda la semana enganchados a la pantalla, un día duro, y bastante largo. La última jornada intensiva del festival ya que todo lo que queda que entre en concurso se estrena hoy. El fin de semana queda relegado a maratones y sesiones especiales. Una jornada que alargamos hasta la madrugada con el maratón de México Bárbaro junto a ABC’2 of Death 2, pero que nos dejó algunas de las mejores películas de la edición como It Follows o What We Do In The Shadows.

IT FOLLOWS

itfollows

Muchos hemos sentido que esta edición del festival de Sitges ha descuidado el género de terror, que a pesar de tener numerosos títulos, ninguno destacaba sobre otro. Tuvimos que esperar al penúltimo día para encontrarnos con It Follows y recuperar esa sensación de temor e incomodidad psicológica provocada con gusto sin importar las tempranas horas de su proyección.  David Robert Mitchell abandona la comedia dramática con su segundo trabajo como director para confeccionar un film que no sufre debido a su escaso presupuesto gracias a un poderoso guión escrito por el mismo dónde no nos hace falta ver nada para sentir terror. It Follows comienza con una poderosa escena giratoria en la que vemos como una adolescente huye aterrada de algo que no vemos. Momentos después la vemos brutalmente asesinada. La historia de It Follows nos trae de nuevo a la protagonista de The Guest, Maika Monroe, interpretando a Jay, otra adolescente que es contagiada por su novio con una extraña maldición que provoca que un ser incansable te persiga estés dónde estés hasta acabar contigo. El ser puede adoptar distintas apariencias, incluso familiares, pero siempre se encuentra en movimiento andando directamente hasta su objetivo.  La única manera de librarse de la maldición es traspasarla a otra persona manteniendo relaciones sexuales, pero si esta persona muere, volverás a ser el objetivo del perseguidor. Jay recibirá la ayuda de sus amigos para hacer frente a esta maldición tan angustiante como sencilla.  Lo brillante de It Follows es la sensación de terror que infunde el saber que en alguna parte hay una persona andando directamente hacia ti con intención de matarte y que puede llegar en una hora o dentro de un a semana. Si a la fantástica idea del guión le añadimos una poderosa influencia tanto estilística como musical del Carpenter del Halloween original, tenemos ante nosotros un slasher que opta a convertirse en un clásico de nuestro tiempo.

THE ROVER

theroover

Ya tuvimos nuestra dosis de cine con aires a western con El ardor de Pablo Fendrik, y es que David Michôd nos presenta, junto a Joel Edgerton al guión, una cinta de lo más fantástica que se cuela en el panorama actual al tratar la vulnerabilidad y rabia humana cuando a un hombre le roban lo único que tiene: su coche. En un mundo desolado por un colapso económico (lo que nos suena a pronostico de la situación actual), tres hombres le roban el coche a otro, así que optará por quedarse a uno de ellos de rehén y perseguirlos. La misión está clara: recuperar su coche, lo que se encontrarán en el camino, no tanto. Guy Pearce y Robert Pattinson forman el dúo principal, una extraña pareja a la que Michôd les ha dado el protagonismo absoluto y el peso de la película. Es una película que muestra la esencia del ser humano al tratar con otros que también viven sus peores momentos. La fotografía y el guión recuerdan al western: un escenario solitario, dos hombres en busca de venganza, armados y todo ello con una estética llena de colores suaves y con un ritmo lento. Sin duda ellos dos están perfectos, pero queremos destacar a Pattinson, ya que normalmente resaltariamos todo lo malo (que raro sería que fuera poco), para verlo con buenos ojos en su papel como chico abandonado, con miedos pero con ansias por sobrevivir. Su actitud y expresión están muy bien conseguidas. Y por último, el final, apoteósico comparado con el ritmo de la película en general, no nos deja indiferentes aunque ya lo supiéramos desde el principio.

Es una película curiosa, apta para todo aquél que le guste descubrir nueva filmografía, con ritmos pausados, donde disfrutar de la fotografía y con intención de filosofar sobre lo visto.

THE SIGNAL

thesignal

Empezamos el día con terror psicológico, le siguió una película muy westerniana y ahora entramos de lleno en la ciencia ficción con The Signal. Nic, Haley y Jonah son tres amigos que durante un viaje deciden cambiar el rumbo y seguir la señal del hacker que ha conseguido entrar en sus ordenadores. Durante el viaje conoceremos el vínculo de unión entre los tres y la ambición de los amigos por ser los mejores en pirateos. Eso les conduce a la señal: un entramado de cuarteles secretos donde se investiga y se construye una nueva sociedad dividida en zonas. William Eubank nos trae su segunda película llena de misterio y todo muy dosificado. Además, esta Laurence Fishburne en un rol basado en el secretismo y la obediencia que no está nada mal. Con un guión claro y directo, con unos efectos especiales más que brillantes y unas escenas que se recordarán por la rebeldía y la belleza técnica, The Signal no pasa desapercibida aunque ya sea el penúltimo día del festival. Y es que salimos con esa sensación del cine: crear un mundo especial, distinto a lo vivido y soñado por la ciencia es complicado. Eubank nos hace entrar de forma relajada, mientras vamos conociendo a los chicos, nos vemos inmersos en el entramado de investigaciones sin entender dónde o qué hacen, manteniendo el misterio, para terminar en la cumbre del desarrollo con las imágenes finales del mundo, de lo que es este espacio donde se encuentran. Brillante.

WHEN ANIMALS DREAM

whenanimalsdreams

Desde Dinamarca Jonas Alexander Arnby aterriza en Sitges con esta inquietante y reposada película sobre bestias y transformaciones. Marie es una joven de 16 años que vive en una pequeña isla con su madre enferma y su padre, que cuida de la familia. Un día empieza a tener lugar una serie de misteriosas muertes y verá las miradas dirigiéndose hacia ella. When animals dream habla con lentitud y silencios de la vida en un pequeño pueblo donde todos se conocen, donde todos guardan secretos y rencores. El lugar es de lo más fotográfico: una isla con casitas a lo largo de una carretera de montaña y con un clima frío e introspectivo. Sin duda nos encandiló a primera vista por esto. La historia no deja de desarrollarse a modo clásico: se plantea un problema social con las sangrientas muertes; se desarrolla una investigación social y conocemos el secreto que oculta la familia; hasta que termina resolviendo en cierto modo los inconvenientes y los problemas, haciendo que el patio de butacas estalle en aplausos. Aunque el modo sea conocido por todos el guión, la base y la temática queda bastante lejos de la realidad y sacia el hambre de sangre, gore directo y racionado y delicadeza estética de los espectadores. Dentro de una jornada tan (vamos a crecernos un poco, venga) perfecta y acertada dio una buena posición al cine danés dentro de tanta fantasía y terror. Fue una delicia ver una obra que crecía a cada paso que Sonia Suhl daba en su actuación, porque haciendo referencia a su traducción al español: somos espectadores durante un proceso de despertar de la bestia. Le deseamos lo mejor al equipo danés que la hizo posible, quienes ya pasaron por Cannes, después de estrenarse en nuestro país y pasar por otros festivales. Así que no dudéis porque si os gusta el cine reposado, con un toque fantástico, reflexivo y con ciertos momentos sangrientos, ésta es vuestra película.

WHAT WE DO IN THE SHADOWS

whatwedointheshaadows

Cuando todo parecía vendido en Sitges 2014 y que las grandes películas del festival habían sido proyectadas ya, nos encontramos en su penúltima jornada fuerte con el gran secreto del festival: What We Do In The Shadows. Una suerte de falso documental sobre la vida de cuatro vampiros que comparten piso tan divertido que le hicieron merecedor del premio del público, que estallaba de la risa en la sala. Jemaine Clement y Taika Waititi han dirigido, escrito y protagonizado, también junto a Ben Fransham, Jonathan Brugh, Cori Gonzalez-Macuer y Stuart Rutherford, esta comedia que reúne lo mejor de los vampiros a lo largo de siglos de vida. Vladislav, Viago y Deacon son tres vampiros de distintas épocas (medieval, renacimiento e ilustración) que conviven con Petyr, uno de los primeros vampiros, en una casa en Australia. Lo mejor es el guión, porque está repleto de momentos muy cómicos, bizarros y sangrientos que forman parte de su vida cotidiana: tener una asistenta de día que les limpia la casa, ser enemigos de los hombres lobos, acudir a citas de la asociación de vampiros, hacerse amigo de un humano porque les entiende y les introduce en las redes sociales, pelearse mientras vuelan, hacer que la asistenta invite a gente para que luego se los coman. Todo ello mirando a cámara explicándolo al espectador. ¿Quién no se ríe? 

MÉXICO BÁRBARO

mexicobarbaro

Sitges fue el lugar escogido por los realizadores de México Bárbaro para realizar la premiere mundial de su film colaborativo. Un film de historias cortas de género que se acopla deliciosamente con los otros dos títulos colaborativos de la maratón (The ABC’s of Death 2 y VHS 3). Dada la juventud e inexperiencia de sus realizadores, esperábamos encontrar un film bastante amateur e inferior con sus compañeras de sesión. Pero las ganas eran más fuertes que cualquier presión y es eso lo que vimos en pantalla: Ganas, energía y pura barbaridad. Sin tabúes, ni autocensuras. 8 historias cortas que destilan gore, mucho humor, violencia explícita, sexo  y un merecido homenaje a México. Cierto que no todas las historias estaban al mismo nivel y algunas llegaban incluso a ser muy pesadas, pero en general el resultado es bueno. Al equipo técnico lo vimos feliz de su participación en el festival, y no es para menos: pueden volverse con la cabeza bien alta de haber triunfado con su película debut en el Festival de Sitges.

THE ABC’S OF DEATH 2

theabcofdeath

Después del fuerte entrante que resulto México Bárbaro se proyectaba el siguiente film colaborativo de la maratón nocturna. La primera parte de The ABC’s of Death no había estado a la altura de las expectativas que había generado la saga de VHS por lo que teníamos ganas de ver si con esta segunda parte mejoraba el pulso. 26 cortometrajes asociados a cada letra del abecedario y cada una de ellos asociado a una palabra que daba nombre al cortometraje. 26 historias contenidas en 2 horas con prestigiosos directores del cine de terror de todo el mundo es una apuesta muy alta y apetecible. Nombres como Robert Morgan, Alexandre Bustillo, Julien Maury, Vicenzo Natali o Soichi Umezawa son ya razones de sobrepeso para su visionado, y realmente sus piezas son una maravilla. Desgraciadamente 26 historias resultan demasiadas para digerir de madrugada el penúltimo día de festival. Abatidos nos tuvimos que retirar sin poder asistir al visitando de VHS 3.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.