Berlinale 2015: día 9 y 10 de Febrero

0

Comenzamos nuestro especial sobre la Berlinale 2015. Con una selección de reseñas de los títulos que pudimos ver en la pasada edición del prestigioso Festival de Cine de Berlín. En esta primera parte que recoge los films proyectados durante los días 9 y 10 de Febrero reseñamos algunos de los títulos más destacados elogiados de la edición como El Club o Body. También os hablaremos del último film de Anton Corbijn con Robert Pattinson, o el último film de un veterano del cine como es Ian McKellen. Sin más dilación comenzamos este especial que constará de cuatro entradas con 12 películas reseñadas.

Mr Holmes

Mr Holmes

Ian McKellen protagoniza por completo este film que nos presenta la vejez del popular personaje Sherlock Holmes, un personaje ficticio que aquí juega con su propio mito fingiendo una supuesta identidad real del personaje que recuerda como en su juventud escribieron las novelas de sus aventuras. Un ejercicio de metalenguaje ficticio que pierde interés en su propio sinsentido y donde no colabora la interpretación del anciano Sherlock Holmes. Una vejez bastante mal llevada que le obliga a vivir en su casa de campo atendido por una mujer y el hijo de esta. Es la relación con este pequeño niño que le idolatra la principal motivación del film, tan típica como artificiosa e ingenua. Por supuesto el film no esta carente de un poco valorado misterio que atormentará la vejez de Holmes y que durante el film veremos como resuelve demostrando la habilidad de su personaje. Más sorprendente y exótico, aunque igualmente roza el ridículo, resulta el viaje de Holmes a Hiroshima a los pocos días de la caída de la bomba atómica. El film termina naufragando en los recuerdos nostálgicos y la poco entrañable relación con el hijo de su doncella, hasta el punto en que uno termina preguntándose si el film merecía participar en la competición de la Berlinale. La reputación de su director Bill Condon, tristemente famoso por la conclusión de Crepúsculo y la un poco más valorable The Fifth Estate, no aclara estas dudas.

Life

-Life-DEF

Uno de los personajes cinematográficos más conocidos e icónicos ha sido (y seguirá siendo) James Dean, la joven estrella de cine que con tan solo 23 años dejo escasos papeles protagonistas que le han valido una fama mundial y una imagen muy valiosa. Pues con Corbijn dirigiendo a Dane DeHaan en la piel del joven rebelde de Hollywood nos metemos de lleno en su vida. Ambos consiguen sacar una imagen del actor que podríamos establecer como sincera, realista y humana. A través de los planos, la fotografía y los escenarios, Corbijn consigue que nos emocionemos, que nos adentremos y sintamos que estamos conociendo al verdadero Dean, un joven que empieza a tocar la fama, que odia las multitudes, las galanterías y todo lo que rodea Hollywood. Podemos mencionar que hasta la forma de fumar de DeHaan nos deja con la boca abierta: qué estilo, qué presencia y, porque no, qué de todo tiene este chico. Algo parecido nos ocurrió con Robert Pattinson quien interpreta el papel de Denis Stock, joven fotógrafo que recibe el encargo de hacer una fotos a Dean. Life narra con sutileza la relación de amistad que unió a estos dos jóvenes, de forma cercana a la interpretación de los actores, que encajan perfectamente en sus roles. Vemos el acercamiento de un joven Stock a Dean, vemos el camino que sigue el fotógrafo para adentrarse en su vida, para ganarse su confianza y finalmente sacar el reportaje fotográfico que todos recordamos del joven Dean fruto de la confianza, de la intimidad y de los momentos más personales compartidos entre los dos.

El Club

el club3DEF

Desde hace años el cine chileno lleva demostrando por los festivales más prestigiosos del mundo, el buen estado en el que se encuentra irradiando dotes de creatividad y sensibilidad que ya quisieran muchos venerados autores. Uno de los nuevos cineastas chilenos más destacados sin duda es Pablo Larraín que ya llamó la atención con su personal Tony Manero y su manifesto No con Gael Garcia Bernal. Ahora llega arrasando a la Berlinale con El Club, uno de los films que más ampollas ha levantado por su controvertida historia. El Club cuenta la historia de unos curas que viven recluidos en un remoto chalet apartados por la propia Iglesia por haber cometido crímenes políticos o sexuales. La tranquilidad de estos curas, que viven como si no hubieran cometido mal alguno, se vera truncada por la llegada de un vagabundo que los culpa de las violaciones que recibió de niño. Pablo Larraín compone El Club como un reverso oscuro de la pomposa De Dioses y Hombres, dónde somos testigos del lado más polémico de la Iglesia, ese lado tan real como brutal que tantas veces se quiere silenciar. La respuesta parece ser la exclusión y el silencio pero los tiempos están cambiando en la Iglesia, y un enviado del nuevo papa llega al remoto chalet para que estos curas criminales cumplan penitencia y dejen de tomarse su estancia como unas vacaciones. Pero la mejor baza de El Club sin duda radica en su oscura y fantástica fotografía dónde destaca el uso de las ópticas rusas que usaba Tarkovsky; una relación nada descuidada. El despliegue visual de localizaciones unida a la dirección artística y fotografía dejan sin habla al espectador que asiste absorto a un despliegue de oscuridad y humor mordaz que encumbran a Larraín a lo más alto de la Berlinale de este año y del panorama cinematográfico actual. Sin duda para nosotros El Club es una película tan imprescindible como cautivadora, horrorosa y a la vez divertida.

Body

Body

No es la primera vez que Małgorzata Szumowska pasa por la Berlinale, pero si es la primera vez que disfrutamos de una de sus películas. Con Body encontramos el retrato sobre distintas formas de ver y concebir el cuerpo humano. Janusz, padre de Olga, es inspector y las escenas de crímenes que presencia una y otra vez le han hecho frío e insensible a la trajedia humana. Su hija en cambio parece no haber superado la muerte accidental de la madre mientras se interna en una lucha por adelgazar y a la vez tomar consciencia de su fragilidad. El tercer personaje que entra en juego es Anna, la profesora de Olga de danza contemporanea quien dedica sus esfuerzos a que las chicas aprendan a expresar lo que su cuerpo quiere. El retrato que hace Szumowska de la familia no puede dejar indiferente a nadie: tanto padre como hija han perdido a su pilar fundamental y muestra de ello es el trato que tienen hacia el otro. La relación de la qué somos testigos dentro de su casa es puramente tóxica para los dos. Y por otro lado Anna también ha perdido a su pilar, a si recien nacido, del que no supera la perdida. De este drama salen situaciones bastante cómicas como las bromas de Ana a Janusz, la sesión de espiritismo o la mera contraposición de elementos que no encajan visualmente como que una mujer como Ana tenga un perro como el que tiene. Hay elementos que nos distorsionan el hilo de la película, como el momento baile en casa de Janusz con la señora desnuda, pero al final termina habiendo emoción pura al ver como se sinceran. Por que al fin y al cabo lo que no han entendido es que ha sido una pérdida de ambos, no individual. Body nos gustó, mucho, y por ello os la recomendamos porque estéticamente está muy cuidada, trata con sensibilidad el tema, es una comedia negra y ellos son encantadores a la vez que oscuramente curiosos. 

Queen of Earth

Queen of earth

En la Berlinale hay multitud de cines donde se organizan pases de películas bajo el sello del festival, y para Queen of Earth asistimos a un cine de estos, donde el aire que se respira es más bien joven, curioso y con ganas de ver algo distinto a la cartelera habitual. Elisabeth Moss (Mad Men) y Katherine Waterston (Inherent Vice) protagonizan este drama que cuenta como dos chicas que han crecido juntas y han pasado largos veranos en una casita de un lago ahora se dan cuenta que lo que hacían era alejarse entre ellas, en vez de pasar ratos juntas. Es un viaje introspectivo sobre la amistad y la relación que permanece aunque la distancia se interponga entre dos personas, y viene marcada por lo que cada una de ellas ha vivido. Moss interpreta a Catherine, una joven que acaba de dejarlo con su pareja y busca el refugio en la casa de campo junto a Ginny, su amiga. Ahí empieza el viaje. Ambas piensan que se llevan bien, pero durante los días que Catherine pase con Ginny irá descubriendo su verdadera forma de ser, se sincerará con ella misma y con el mundo, dándose cuenta que ella se cree la reina del mundo mientras todo sigue su curso. A nivel de fotografía la película destaca con planos casi idílicos del bosque, de la casa y se contrapone con las imágenes de Moss angustiada e histérica si algo no va como ella quiere. A destacar dos escenas: la primera sería la charla entre las dos amigas, en plano secuencia, donde su conversación gira entorno la vida de cada una. Una de esas charlas de chicas donde hablas con las palabras que salen de tu cabeza, casi sin pensarlo antes. Ahí viene un derrumbe de la acción, si es que podemos hablar de que tiene algo de acción o sustancia, porque si la película ya es bastante reflexiva, justo ahí se pasa con su sinceridad y nos abruma la absurdidad. Y la segunda escena a mencionar es cuando en medio de la fiesta que organizan como cada año, Moss se ralla y empieza a sentirse menospreciada por los demás, siente que se burlan de ella. Pues bien, si que la realización de esa escena está bastante bien conseguida con todos esos sentimientos bien mostrados por la cámara y la focalización. Y nos convence. Nos convence porque alguien que se pueda sentir como la reina del mundo, poniéndose en medio de todo y de todos, sintiéndose lo más y haciendo de sus problemas los problemas de los demás, llega a actuar como lo hace Catherine en esa fiesta. Nos dejó con la sensación que acababamos de ver algo que expresaba bien los sentimientos de una persona pero, por otro lado, nos dejo bastante fríos la interpretación de las chicas y la duración del film (que a veces no entendemos porque hacerla más larga si con menos tiempo lo cuentas igual).

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.