Cine

Crónica Primera Jornada 12ª Muestra SyFy

0

Anoche dio comienzo la muy esperada 12ª Muestra SyFy de Cine Fantástico que organiza el canal en Madrid. Una cita que venimos repitiendo como imprescindible de la capital gracias a su fantástico buen ambiente y cuidada selección de películas de género que difícilmente podremos ver en cartelera. Como ya es habitual en cada edición, la Muestra tiene una jornada inicial centrada exclusivamente en una gran premiere de un esperado título de cine fantástico. Este año, gracias a la colaboración con Sony, hemos podido disfrutar de la premiere del último film de Neil Blomkamp (director de los films District 9 y Elysium), Chappie. Pero antes, pudimos disfrutar de la simpatía de la fiel presentadora de la Muestra, Leticia Dolera y de su programador Daniel Pérez que levantaron al siempre gamberro público. No faltaron las bromas habituales, ni los guiños a pasadas ediciones, pero hay que señalar lo mordaz y divertido que estuvo Daniel lanzando dardos al público, a la propia muestra, a si mismo e incluso a Hugh Jackman y ese subgénero del fantástico protagonizado por él y su relación con los robots. Un buen aperitivo para estos cuatro días repletos de cine y buen ambiente. Ahora vamos con la crítica a Chappie:

CHAPPIE

Captura de pantalla 2015-03-06 a las 15.33.13

Existe un  mito del fantástico llamado Neil Blomkamp. Su nombre comenzó a ser objeto de todas las bocas tras su film debut District 9, que resulto un soplo de aire fresco para el género con una inteligente trama y un aun mejor diseño de producción. Tardó cuatro años en presentar su siguiente film, Elysium creando una gran expectación, pero entonces algo falló. Los magníficos diseños seguían ahí, así como la ciencia ficción, pero el argumento parecía más trillado y el peso de las estrellas de su reparto pasó también factura. Tras tal decepción, a nadie le sorprendió que la producción de su siguiente film se siguiera con mucho disimulo y así apareció su primer trailer casi por sorpresa. Las primeras reacciones fueron desiguales ¿En serio un robot con sentimientos? ¿Lobezno, Ripley y el chico de Slumdog Millonaire como cabeza de reparto? Bueno. Pese a ello con los siguientes trailers la llama de la esperanza volvía a encenderse; quizás no todo estaba perdido y Elysium a pesar de no ser perfecta aún tenía cosas buenas. Su anuncio para la Muestra SyFy se acogió con alegría y levantaba la calidad de algunas ediciones anteriores cuya premiere inicial no había dejado buen sabor de boca. Tras las palabras de Leticia y Daniel el público de la Muestra se dispuso a degustar la nueva obra de Blomkamp. Pero su inició no fue muy esperanzador. Chappie comienza utilizando el lenguaje televisivo para exponer a los espectadores el contexto del film. Un recurso muy usado que además termina sufriendo en su excesiva duración. Por suerte una gran escena de acción protagoniza por el duo musical Die Antwoord (posiblemente los mejores personajes de la película junto a Chappie) nos devuelven al cine de Blomkamp de ciencia ficción con estética agria y polvorienta. De hecho es sorprendente lo bien dirigidas y dinámicas que resultan las escenas de acción recordando lo pesadas que resultaron en Elysium. Después nos encontramos la historia que todos esperábamos. Un joven informático obsesionado con la Inteligencia Artificial que trabaja fabricando robots policías Dev Patel, su malvado rival de oficio (Hugh Jackman) y su jefa que se niega a otorgar sentimientos a los robots (Sigourney Weaver). El joven se saltará las normas y dará vida a Chappie, un desechado robot de policía que será el primero en tener una Inteligencia Artificial real que le otorga sentimientos humanos. Para intentar solucionar un problema con el mafioso local, los contrabandistas Die Antwoord (aquí llamados con sus nombres artísticos Yolan-di y Ninja) se harán con Chappie y le educarán para que les ayude a cometer atracos. El duo tomará los roles de padre y madre del robot, y la personalidad de Chappie evolucionará rápidamente hasta convertirse literalmente en la de un malote de barrio. Las esperadas complicaciones llegarán por supuesto de mano de Hugh Jackman creando problemas. El film se guardará para su cierre un trillado discurso sobre la muerte y el futuro de la humanidad. Pero a pesar de lo absurdo de su historia, Chappie resulta inesperadamente divertida. Sobre todo cuando es capaz de reírse de si misma, otorgando esa personalidad barriobajera a su protagonista Robot. Son continuas las escenas en las que vemos pariodadas los típicos conflictos de adolescentes problemáticos pero esta vez escenificados en la relación entre un robot con su creador y sus padres adoptivos. Lástima que los personajes del film resulten tan planos y predecibles. Dev Patel cumple su papel moral de creador y termina resultado algo cargante. Hugh Jackman esta terrible en todo su esplendor con un personaje absurdo y ridículo (tanto en apariencia física como en motivaciones). Sigourney Weaver hace lo mismo que Jodie Foster en Elysium: Poner el nombre y nada más. Lo único salvable además de Chappie, resultan Ninja y Yolan-di en sus papeles de padres contrabandistas. Tan divertidos como necesarios para el film. Sus escenas llenan de sentimientos no solo a Chappie sino también al film. Además de colaborar con Hans Zimmer a la hora de la banda sonora, el duo musical no ha tenido que cambiar su ya de por si radical imagen para rodar un film de ciencia ficción.

Todos los giros y tramas de Chappie resultan manidos y evidentes pero no deja de ser un film divertido y que entretiene en su variopinta mezcla de géneros. Habrá quién sigue esperando el santo grial proveniente del director de aquella maravillosa District 9. Aquí no lo encontrará. Pero si se dejan atrás todas las expectativas que impuestas innecesariamente al nombre de Neil Blomkamp, seguro que disfruta de ese inesperado robot negrata llamado Chappie.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.