Cine

Nocturna 2015 Jornada 2

0

Si el Nocturna 2015 tiene un claro protagonista ese es Robert Englund. El mítico actor que encarnó hasta siete veces al inmortal personaje de Freddy Krueger, recibía el merecido premio de Maestro del Fantástico de este año. El simple hecho de haber dotado de imagen y voz a uno de los mayores iconos del cine de terror que inquietó los sueños de millones de personas, ya le hacen merecedor de dicho premio. Pero es que además la larga carrera del señor Englund se ha movido siempre dentro de los márgenes del fantástico. Desde Luces de Sala estamos emocionados con el merecido homenaje que le ha realizado el festival Nocturna y nuestra segunda jornada se la hemos dedicado en exclusiva al mítico actor revisitando la cinta que le llevó a la cima del fantástico y uno de sus últimos trabajos que también se pudo ver en el festival.

THE LAST SHOWING

Captura de pantalla 2015-05-27 a las 10.40.25

Phil Hawkins nos presentó durante la segunda jornada del Nocturna esta cinta con Robert Englund que esconde otra historia dentro de ella. Con The Last Showing nos adentran en el mundo del cine como espacio, un proyeccionista al que le queda poco para jubilarse, es degradado a servir palomitas y refrescos en el bar del establecimiento. Así que Stuart, siendo casi una leyenda en el cine, decide tomarse la justicia por su cuenta y hacérselo pagar a su encargado. Para ello, trazará un plan más que maquiavélico decidiendo filmar una película, ya que al haber proyectado tantas tenía el conocimiento de cómo hacerlas (o eso cree saber), escogiendo a Martin y Allie de conejitos de indias. La idea de la película nos cansa un poco desde el principio, aunque nos pareció correcta y la interpretación del Englund es lo mejor de ella. La parte negativa empieza con la película que escogen los jóvenes a ver (Las colinas tienen ojos II) y la actitud del chico (pasotismo delante lo que a él le parece que ya sabe que sucederá), lo cual no puede ser más topicazo. Por otra parte el hecho de hacer una película que cuenta como se hace otra película…pues eso, ya visto. La parte positiva que vemos en ello son las tarjetas que lleva Stuart con las frases de qué toca ahora. “Ven la película”, “giro”, etcétera, son algunas de las frases de su guión que le ayudan a confeccionar su particular film. Pero la película nos deja más dudas, como por ejemplo, ¿porque Stuart hace de todo en el cine? Es decir, antes era proyeccionista (que por cierto, no se ve a nadie más haciéndolo cuando él ya no lo es), ahora está en el bar, también limpia las salas, está pendiente de las cámaras de seguridad…en fin, todo. Vaya, que fue entretenida. Y el toque final de poner en los créditos el corto que estaba grabando fue un detalle gracioso porque eso si, gracia tiene. Hay momentos cutres de por si como el no ver que te estan encerrando en el cine o cuando esta Stuart editando la pieza del disparo. O el final: “eres un heroe”. No me diréis que su sonrisa, de bonachón no resulta tierna y graciosa a la vez.

PESADILLA EN ELM STREET

a-nightmare-on-elm-street-1984-movie-still-robert-englund-as-freddy-kruger

Pesadilla en Elm Street fue la película que convirtió a Robert Englund y su personaje de Freddy Krueger en leyendas del cine de terror. Una coronación que se produjo a costa de perturbar el sueño a millones de espectadores en salas de cine y hogares, que vieron como este hombre del saco moderno se colaba en sus peores pesadillas. Su mitología es sin duda perturbadora:  Freddy es una criatura lasciva, anárquica y letal que ataca a jóvenes inocentes durante sus sueños con una garra armada con siniestras cuchillas. Una amenaza que esconde el horror de no poder despertar a una terrible pesadilla o el temor de que esta te persiga hasta la realidad. Pero tras Freddy también se encuentra la historia de un pederasta asesino de niños que es quemado y asesinado por los padres de estos, prometiendo regresar para matar a sus hijos allí dónde no podrán defenderlos: sus sueños. Un origen perturbador que explica la obsesión de Freddy por los adolescentes y su monstruoso aspecto de piel quemada. En la pesadilla original creada por Wes Craven, clara figura del terror de los años 80, encontramos la mitología más intacta y perfecta del personaje de Freddy. Con las posteriores secuelas el personaje ganaría en comedia, lo que también le llevaría a convertirse en el monstruo más querido de todos los tiempos. Todo un icono del terror del imaginario colectivo moderno que sigue llenando camisetas y cientos de merchandising hoy en día. Es el imaginario de Freddy lo que dota de fuerza a la película de Craven, que a pesar de poseer imágenes de mucha fuerza, también se deja llevar por muchos clichés del género. Vista hoy en día, resultan muy cómicas algunas de sus escenas, como todas las apariciones de la madre de Nancy intentando ocultar su alcoholismo o la incompetencia de algunos adultos. Más entrañable resulta la actuación de la joven Heather Langenkamp como la valiente Nancy. Una prometedora Scream Queen que quedó marcada por la fama de Pesadilla en Elm Street y apenas desarrolló su carrera con éxito. Más suerte tuvo el joven Johnny Depp que a pesar de su ridícula actuación bien es conocida la exitosa carrera del actor. Pesadilla en Elm Street es una obra de culto por derecho propio de la generación del videoclub pero también de la historia del cine, y agradecemos enormemente al festival Nocturna, habernos regalado la oportunidad de revivir este mito con la presencia del monstruo que la hizo leyenda. Sus 30 años podrán notarse en su estética pero no en el temblor que produce la alargada sombra de Freddy.

IMG_0158s

IMG_0144s

IMG_0162s

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.