Cine

Hostel Trilogy: Hostel (2015) El nacimiento del Torture-Porn

0

Su fama y caradura le preceden. No resulta gratuito que Eli Roth sea un director, productor y actor tan popular y adorado por el público como criticado por los medios especializados. Su amistad con Quentin Tarantino y su prometedor debut (Cabin Fever) le situaron con demasiada prisa en el altar del nuevo cine de terror del nuevo siglo. Sin embargo su actitud creída y orgullosa, acompañada de una carrera con demasiados altibajos, le han colocado en una situación delicada y con una urgente necesidad de reafirmar su categoría. Nosotros comenzamos un nuevo especial para revalorizar (o no) la saga cinematográfica que le llevo a lo más alto de su fama: Hostel.

Partamos del popular error de que Hostel NO es una película de Quentin Tarantino. Este hecho se produjo gracias a una engañosa campaña publicitaria en la que los carteles de la película tenía más presencia el nombre Quentin Tarantino que el del propio Eli Roth, pero el bueno de Quentin solo produjo esta película que está completamente escrita y dirigida por Eli Roth. La historia de Hostel se le ocurrió a Eli Roth cuándo descubrió una web tailandesa que ofrecía la posibilidad de pagando 10.000 dólares poder matar a una persona a sangre fría. Lo más terrible es que estas personas se presentan voluntariamente para ser asesinados para que así sus familias puedan recibir una cantidad de dinero que les permita sobrevivir. Eli Roth quedó profundamente tocado por este descubrimiento, y decidió realizar un documental sobre el tema. Sin embargo, esta opción le resultaba profundamente peligrosa y el enorme éxito de su ópera prima, Cabin Fever, le proporcionaba un mayor presupuesto para su siguiente proyecto. Los productores de LionsGate, Chris Briggs y Mike Fleiss, tenían en mente un film de terror sobre unos mochileros norteamericanos de viaje por Europa. Eli Roth decidió juntar esta idea con el tema de los asesinatos por dinero y animado por su amigo Quentin Tarantino escribió el guión de Hostel para presentárselo a los productores Scott Spiegel y Boaz Yakin que estuvieron encantados con el producto. Tarantino también se entusiasmo con Hostel y decidió financiarla incluyéndola dentro de un proyecto de apadrinamientos llamado Quentin Tarantino Presenta. La labor de Quentin según sus propias palabras fue encauzar el proyecto a un terror más realista y evitar la tendencia fantástica de Roth. Tarantino también le recomendó la contratación del director de fotografía Milan Chadima, para otorgarle un enfoque europeo al film; y también motivó la Greg Nicotero, habitual de la filmografía de Quentin, para encargarse de los FX.

Hostel cuenta el viaje de Paxton y Josh, dos mochileros norteamericanos que viajan a Europa buscando Sexo fácil. En Amsterdam conocerán a Oli, un Islandés que les acompañará en su viaje hacía un Youth Hostel en Eslovenia, que según un extraño chico que conocieron de fiesta, es el paraíso de las mujeres más bellas. Cuándo por fin llegan al Hostel se cumplen sus deseos y esa misma noche se van de fiesta con dos hermosas eslavas. Pero la ciudad esconde secretos, como unos pequeños niños peligrosos, que más parecen salidos de las fabelas de Sao Paulo. Esa noche Oli desaparece misteriosamente y deja un extraño mensaje despidiéndose de sus amigos. Paxton y Josh sospechan de la situación pero igualmente vuelven a salir con las chicas eslavas dónde son finalmente separados. Mientras Paxton se queda dormido en un almacén, Josh es secuestrado y despierta encadenado y amordazado en una habitación. Allí un amable hombre de negocios que conocieron en el tren a Eslovenia le torturara hasta matarlo. Al día siguiente Paxton despierta y al no encontrar a Josh decide intentar huir de la ciudad pero será en vano. Finalmente será apresado y conducido a una nueva habitación dónde va a ser torturado por un anciano alemán que ha solicitado a una víctima norteamericana. Gracias al azar y un golpe de suerte, Paxton consigue escapar perdiendo solo algunos dedos. Entonces descubrirá el secreto que se esconde tras el Hostel y las salas de torturas. Todo forma parte de un grupo organizado que secuestra turistas para venderlos cómo víctimas a altas esferas de poder que buscan desahogar su aburrimiento realizando terribles practicas de tortura. Tras descubrir la verdad Paxton buscará salvar la vida a la vez que intenta vengar la vida de sus amigos.

El apadrinamiento de Tarantino logró que la película fuera un rotundo éxito en taquilla logrando 80 millones de recaudación en todo el mundo siendo un producto de apenas 4. La crítica por su parte no fue muy gentil con la película a la que tachaban de excesiva y mal realizada. Por no hablar del público esloveno que se vio insultado por la imagen que se mostraba de su país. El crítico David Edelstein fue el primero en nombrar que Hostel inauguraba un nuevo género en el Gore calificado como “Torture-porn”, aunque posteriormente se incluyeron en el género películas anteriores como Saw. El termino “Torture-porn” es una calificación despectiva para referenciar estas películas influenciadas por el “Splatter” que contienen numeroso contenido de desnudos, tortura, mutilación y sadismo. Esté genero ha sido profundamente criticado en el medio cinematográfico por nombres como Joss Whedon que denuncian que la misoginia oculta que despiertan. Eli Roth les califica a todos de anticuados y de la limitada visión que se tiene acerca de las posibilidades que el cine de terror puede aportar. A pesar de todo lo explícito de Hostel, el film supone una evolución desde Cabin Fever dónde el terror tenía un matiz más cómico. Aquí encontramos a un Roth sutilmente influenciado por el nuevo de cine de terror asiático apadrinado por Takashi Miike, Hideo Nakata o Park Chan-Wook. De hecho el propio Takashi Miike fue invitado a realizar un cameo dentro del film cuándo Paxton encuentra las salas de tortura. Roth abandonó el terror setentero de su debut para buscar un lado más perturbador y realista dónde seguramente también encontramos la mano de Tarantino.

El arrollador éxito de Saw, junto con la confirmación de Hostel como cima del género del “Torture-Porn“, dieron fruto a un gran número de imitaciones y films que imitaron las claves del segundo film de Eli Roth. El propio Roth quiso rizar el rizo y decidió que su siguiente proyecto sería la secuela de Hostel. ¿Repetiría el mismo éxito y polémica que su primera parte?

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.