Cine

The Offering y el terror mal mezclado

0

Es un hecho que la sección oficial del Nocturna 2016 no ha estado a la altura de las primeras ediciones del festival. Tampoco ha sido una sorpresa, ya que el año pasado la sección fantástica ya se vio plagada de algunos títulos la mar de mediocres. Sin embargo somos fieles al género y al festival, y The Offering se ofrecía como el primer título puramente de terror de esta edición por lo que confiábamos en que quizás el título pudiera sorprendernos.

offering

Sin embargo The Offering resultó más un suplicio que un título interesante. El título dirigido por Kelvin Tong, veterano director de género en Singapur, es una coproducción entre Estados Unidos y Singapur que no han tenido reparos en copiar descaradamente elementos de exitosos films como Expediente Warren, Stigmata, o Paranormal Activity entre otros, para ofrecernos un producto que no se sostiene de ninguna manera. The Offering nos cuenta la historia de una periodista que recibe la noticia del suicidio de su hermana y decide viajar a Singapur para investigar la relación de esta muerte con otras ocurridas en similares circunstancias. Para sorpresa de todos (o no), detrás de los suicidios se encuentra un demonio que utiliza internet y las nuevas tecnologías para lograr sus oscuras intenciones. Casas encantadas, posesiones, apariciones fantasmales, sustos fáciles y sacerdotes hackers son los ingredientes que terminan combinando este cocktail de sin-sentidos que atraganta al espectador con su mala mezcla. Las actuaciones parecían comenzar bien en el inicio del film, pero poco a poco se van desinflando, hasta llegar al abandono total en su último tercio. Como los efectos digitales que se tornan ridículos en su climax final, aunque en lo técnico hay que aceptar que The Offerring es un título decente sin más. Sin embargo estamos ante un título de terror muy comercial que lamentablemente ella misma se contenta con el camino fácil: el de copiar. The Offering será uno de esos títulos que el olvido se encargará de hacer justicia en la mente de todos los que asistimos a su sesión en el Palafox.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.