Cine

I am a Hero, asalta las noches del KVIFF

0

Si hay una sección presente en casi todos los festivales de cine, dónde el público sabe que va a disfrutar de lo lindo, sin duda esa es la sección Midnight. Casualidades de los horarios, han hecho que inauguremos nuestra presencia en el prestigioso festival internacional de Karlovy Vary con esta sección solo apta para los más trasnochadores. I am a Hero, película que tuvo su world premiere en el pasado festival de Sitges ganando además el premio del público, fue la seleccionada para abrir fuego en esta semana del mejor cine internacional.

iamaherofoto

I Am a Hero es una adaptación del manga homónimo creado por Kengo Kanazawa creado en 2008, a cargo del director Shinsuke Sato, que se encargó de las distintas adaptaciones de Gantz. La historia se ha trasladado de manera muy cercana al manga, dónde encontramos a Hideo Suzuki, un dibujante de manga desilusionado con la vida, que se gana la vida como ayudante cuándo el desea triunfar con sus propias historias. Especialmente la de un joven entrado en años que defiende a su chica con una poderosa escopeta. Al mismo tiempo una epidemia empieza zombie agitar a la ciudad de Tokyo hasta que toda la ciudad se encuentra sitiada por estas criaturas. Hideo tendrá que enfrentarse a su pareja y compañeros de trabajo zombificados y sobrevivir en este nuevo mundo que quizás le permita convertirse en el héroe que imaginaba para su Manga. La película mantiene la estética original del manga, incluso en los momentos más desagradables y bizarros, mostrando además una muy buena calidad de FX al nivel de grandes producciones. Algo que no siempre ocurre en el cine nipón de género. I am a Hero cumple con lo que promete y nos regala un gran film de zombies bajo el punto de vista de la exageración manga. Quizás esperábamos algo más, ya que convencer a la mayor parte del público del Sitges Film Festival no es siempre fácil, si que Shinsuke Sato sabe ofrecer un espectáculo que va a ser el disfrute de muchas secciones Midnights de numerosos festivales internacionales. En Karlovy Vary lo ha sido.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.