Cine

The Confession, la moralidad de la política

0

Dentro de la sección oficial del Karlovy Vary International Film Festival (KVIFF) pudimos ver The Confession, el último film del director de Viva la Libertad, Roberto Ando, que repite protagonista con el siempre destacable Toni Servillo. Banca, Iglesia y Política son los ingredientes de este film que baila entre el drama y el Thriller político.

CONFESSION2

The Confession nos traslada a la fiesta de cumpleaños de Daniel Roché, un poderoso banquero que cuenta con unos invitados de excepción: todos los altos cargos de los países que componen el G8, un músico en decadencia, una escritora de libros infantiles y un reconocido monje. Toni Servillo interpreta a este monje sereno qué dedica su tiempo a grabar sonidos de la naturaleza para escucharlos por la noche en soledad. Su presencia en la celebración resulta la más insospechada de todas, incluso para él mismo, pues no guarda ninguna relación con el poderoso financiero ni con el resto de los presentes. Sin embargo, Roché tiene una necesidad secreta con él: quiere confesarse ante este hombre de paz. A la mañana siguiente de la confesión a la que, como espectadores no asistimos, Daniel Roché aparece muerto en extrañas circunstancias. La última persona que habló con él fue el monje y desea mantener el secreto de confesión ante los líderes de las potencias del mundo que esconden un terrible secreto político con el banquero. Roberto Ando vuelve a radiografiar la escena política con este thriller que debate la moralidad de la política y su dependencia con la economía y su libre mercado.  Las actuaciones son correctas, pero echamos en falta a un Toni Servillo más liviano que este monje angustiado con la vida. Entre el resto de las actuaciones destaca también la siempre profunda Connie Nielsen, como escritora de libros infantiles que mantendrá la relación más cercana con el monje. A The Confession le pesa mucho el carácter religioso de su discurso, pero no deja de ser necesario en esta era en la que la política ha olvidado a sus ciudadanos a favor del siempre codiciado dinero.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.