Cine

El Delirio y la Brillantez de Swiss Army Man

SWISS ARMY MAN (THE DANIELS) - Enseñar que la conciencia humana da para mucho, que enfrentarse a la realidad a menudo es mucho más complicado que lo que parece y por ello crear a dos personajes increíblemente complejos, extravagantes, insanamente divertidos y extrañamente conmovedores. Por los valores más humanos y más sinceros que The Daniels consiguen transmitir, por las vueltas que da y el final tan malrollero, Swiss Army Man es una de las mejores películas que veréis. Pura locura, emoción a flor de piel y cruda realidad.
0

Swiss Army Man llamó la atención en todo el mundo cuando se exhibió en el Festival de Sundance, mostrando a Daniel “Potter” Radcliffe actuando como un cadáver con tendencia a la flatulencia. Un papel que dejó de piedra a los incontables fans de la saga del joven mago. La película que se podría haber contentando con esa tendencia por la escatología y lo bizarro que han acuñado filmes como The Greasy Strangler, consiguió que, The Daniels, nombre artístico del duo de directores que dieron vida a la criatura, se llevaran con honores el premio a mejor dirección en Sundance. Un galardón que actúa como faro para Swiss Army Man levantando sus expectativas y alejándola de convertirse en un film bizarro más. Nosotros pudimos ver Swiss Army Man en el pasado festival de Karlovy Vary y os contamos nuestras impresiones.

swiss-army-man

El film comienza con Hank (Paul Dano) como un náufrago que está a punto de ahorcarse cuando aparece un cuerpo a la deriva en la isla desierta en la que se encuentra. Tras sacarle del agua, descubre que solo se trata de un cadáver, pero gracias a su tendencia por tirarse pedos y usando el cuerpo del cadáver como balsa, Hank consigue escapar como si fuera sobre una lancha motora mientras entran los títulos de crédito. Ya en tierra firme, Hank utilizará al cadáver al que apoda Manny, como herramienta para sobrevivir, pero llegado un momento este comenzará hablarle e iniciaran una extraña amistad. Manny, ha olvidado lo que es la vida y Hank comenzará a realizarle recreaciones de diversas situaciones, como ver a la chica que te gusta en un autobús, para que este consiga recordar la vida que perdió. Juntos recorrerán un camino tan mágico como melancólico hacía una sociedad que cada vez parece más alejada e imposible de recuperar . Swiss Army Man es un film gamberro, atrevido y delirante que no tiene reparos en ser desagradable, salvaje o contener algunos de los chistes más burdos de los últimos años. El duo Daniels, toman toda la creatividad que han desarrollado en el mundo del videoclip y la mezclan con la magia del cine del mejor  Michel Gondry para dar forma a esta comedia existencial que camina entre la brillantez y el extremismo saliendo extrañamente airados y habiendo creado uno de los films más locos de los últimos años. Por su parte el duo protagonista lo realiza francamente bien, Dano en su habitual linea de joven desconectado y Radcliffe no puede dejar indiferente a nadie como cadáver de mil usos. Estamos seguramente ante el personaje más inesperado y valiente de su carrera. Durante todo el film, uno no termina de sorprenderse ante todas las vejaciones a las que es sometido su personaje.

Escatológica o no, Swiss Army Man es por derecho propio una de las películas independientes más comentadas del año. Esta suerte de Fábula sobre las desconexiones sociales, la demencia y la creatividad nos invita a soñar, y vuelve a demostrar que en el cine aún hay barreras que romper. ¿Quién nos iba a decir que un film de pedos iba a ser uno de las mejores películas que nos daría el 2016?

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.