Atlántida Film Fest: Beyond Clueless

0

La sección oficial del Atlántida Film Fest no solo se limita a la ficción o al cine más personal. También podemos encontrar algunas piezas documentales o que coquetean con el metalenguaje cinematográfico. Beyond Clueless es un film collage que recoge cientos de películas adolescentes para crear su propio discurso sobre el universo del género. Su joven director Charlie Lyne, apoderado de pura cinefilia, ha creado con su opera prima uno de films que más nos ha gustado por ahora en este Atlántida Film Fest.

BeyondClueless

A pesar de ser Clueless (Fuera de Onda) uno de los grandes hitos del cine adolescente, y que sirva además para dar título al documental, Charlie Lyne nos sorprende iniciando esta relectura de los films adolescentes con Jóvenes y Brujas. Una excusa fantástica para que tome la voz del documental la actriz Fairuza Balk, la actriz más recordada de dicho film. Pero la elección de Jóvenes y Brujas sirve también para iniciar el documental con una cruda guía de supervivencia para sobrevivir a la vida de instituto. Un mundo de plástico creado por Hollywood para llenar de promesas y sueños un período de la vida que sirve de cierre a nuestra edad infantil. A través de fragmentos de películas adolescentes de los 90 organizadas por capítulos, Beyond Clueless va creando su propio discurso analizando a los personajes de estos films y creando un modelo común de actuación. Así vemos como todos los personajes de las distintas películas pasan primero por un grado de adaptación crucial dónde intentarán ser aceptados por grupos, a veces incluso de la manera desesperada. Seguir las normas del instituto parece siempre la opción más cómoda a tomar. Así lo marcan las leyes autoimpuestas por los típicos grupos de deportistas o de chicas populares. Si uno es diferente será visto como una amenaza para el grupo, y rápidamente el instituto buscará atraerlo al rebaño para que sea uno más. La voz de Fairuza Balk también nos habla de que es en esta edad dónde se produce el estallido hormonal de los adolescentes, muchas veces reprimido y tantas veces controlado. Unos impulsos hormonales que producen confusión y también una desorientación que choca con la infancia sobreprotegida por la influencia de los padres. Destaca el discurso de Charlie Lyne sobre el nacimiento de la homosexualidad y la autorepresión inconsciente a los impulsos homoeróticos en los mensajes de estas películas. Tanta confusión y desorientación deja a los personajes en una nube insostenible dónde a nada pueden sujetarse, hasta que finalmente explotan. Explosiones de violencia, locura y desahogo que sorprenden a unos padres que no eran conscientes de que el final de la vida de instituto para sus hijos significará la entrada a la más dura de las realidades: la vida adulta. El fin de los sueños del instituto. Una etapa que nunca se repetirá, con promesas vacías detrás de coronas de plástico y fiestas de despedida.

Sin duda, al ser un film collage, lleno de fragmentos de cientos de películas; el montaje resulta el apartado más importante de todo el film, en el que Charlie Lyne se estrena a la altura. Un acierto a su favor es contar con la fantástica banda sonora creada por el grupo Summer Camp, que logra impartir una nueva atmósfera a escenas que de otra manera se verían sin valor o con un tono de poca profundidad. Lamentamos eso si que Charlie Lyne se limite a usar films de los años 90 y rechace el boom de los films de este género que ocurrió durante los años 80 con películas como Dieciséis Velas o The Breakfast Club. Aún así, quedamos encantados con la pura cinefilia de este joven director que también se dedica al periodismo. Ojalá nos sigua regalando films tan brillantes como Beyond Clueless tocando nuevos géneros cinematográficos.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.