Sección AnimaFICX – Festival de cine de Gijón 2015

0

Este mes Gijón tiene una cita con el cine y es que del 20 al 28 de noviembre se concentrará en la ciudad asturiana de lo mejor del cine internacional de este año. A falta de saber la programación completa, iremos avanzando la programación de las demás secciones que configuran el Festival. Por ello vamos a empezar por la sección de animación (AnimaFICX) la cual nos parece de lo más completa.

Se podrá ver:

Bakemono no ko (El niño y la bestia), de Mamoru Hosoda. Respetado maestro del anime y referente del cine japonés actual, Hosoda presenta a la competición su última producción en la que utiliza los ingredientes favoritos de la cinematografía nipona: adolescentes con conflictos, criaturas sobrenaturales y batallas épicas. El niño y la bestia es una película hiper-imaginativa en la que el cineasta habla de identidad, educación, referentes familiares y aprendizaje social a través de la relación entre un enojado niño de 9 años y un samurai con cabeza de oso. Hosoda, premiado en Tokio, Ámsterdam y Sitges, entre otros festivales, estará en Gijón para arropar esta fábula que nos lleva del distrito comercial de Shibuya a las profundidades de Moby Dick.

Extraordinary Tales, de Raúl García. El prestigioso animador español regresa a Gijón tras participar como jurado en el primer AnimaFICX, y lo hace para presentar su último largometraje, adaptación de cinco historias de Edgar Allan Poe, en la que no falta la icónica La caída de la Casa Usher. Animador de Disney (El Rey León, Aladdin y Fantasía 2000, entre otras), ganador del Goya por El lince perdido, Raúl García se sumerge en el universo del poeta gótico muy bien arropado por las voces de Guillermo del Toro, Christopher Lee (en uno de sus últimos trabajos), Roger Corman o la superventas Cornelia Funke. Y con un extra: el timbre sombrío de Bela Lugosi.

When Marnie was there, de Hiromasa Yonebayashi. El FICX estrena en España la última película de la prestigiosa factoría Ghibli cuando se cumplen los 30 años de su creación. Aquel verano de 1985 no sólo nació un nuevo estudio en Japón, sino que hubo un antes y un después en el cine de animación en el país asiático. Esta preciosa película de Yonebayashi sigue la marca de la casa: equilibrio entre el cine comercial y el cine de autor. Basada en la novela homónima de la inglesa Joan G. Robinson, entrelaza el mundo real y otro mágico para hablar de los cambios en la infancia y el rumbo de la vida. Los amantes del género tuvieron oportunidad de ver en la 50 From up on Poppy Hill (Enfants Terribles) y ahora, cuando el estudio vive un cierre temporal, podrán disfrutar de la última apuesta de Ghibli, que fue premiada en Seattle.

La montagne magique (The Magic Mountain), de Anca Damian. La directora rumana vuelve a la competición de AnimaFICX con un docu-drama sobre Jacek Winkler, disidente anticomunista polaco, artista, fotógrafo, escalador, soñador empeñado en cambiar el mundo… un Don Quijote del siglo XX que conquistó a los jurados de Karlovy Vary y Ottawa. Y en este homenaje, Damian utiliza el archivo de fotos, bocetos y películas del Winkler, incorporándolos como collages, acuarelas y fotografías animadas.

Phantom Boy, de Alain Gagnol y Jean-Loup Felicioli. Regreso del dúo creativo de la exitosa Un gato en París, por la que estuvieron nominados al Oscar a la Mejor Película de Animación. Su nueva propuesta es una intriga policíaca fantástica en el corazón de Nueva York, con un niño enfermo de cáncer que tiene el extraño poder de escapar de su cuerpo mientras duerme. Esto le servirá para convertirse en un héroe que luchará contra un supervillano, ayudado por un policía en silla de ruedas y una atrevida periodista. Con un toque impresionista en el trazo, este homenaje a los cómics americanos cuenta con la participación de Audrey Tautou insuflando vida a la colega de Lois Lane.

Avril et le monde truqué (April and The Twisted World), de Christian Desmares y Franck Ekinci. Con el Cristal de Annecy bajo el brazo, llega a Gijón la primera película conjunta de Desmares y Ekinci. El primero, animador de Persépolis y de Corto Maltés: la película, y el segundo, integrante del Departamento de Arte de la serie Las aventuras de Tintin. Coproducción de Francia, Canadá y Bélgica, nos muestra un mundo actual radicalmente diferente al conocemos: Napoleón V reina en Francia en una época aún dominada por el vapor y el carbón en el que los científicos desaparecen. Con la colaboración del dibujante Jacques Tardi y apoyada en las voces de Marion Cotillard, Jean Rochefort o Bouli Lanners (premiado en Gijón por su Ultranova), la película enseña un mundo amañado, congelado en el oscurantismo.

Adama, de Simon Rouby. El primer largometraje del director francés también se llevó premio en el último Annecy. Está inspirado en la vida de Abdoulaye N’Diaye, último superviviente de la Force Noire, el contingente de fusileros senegalés enviado por Francia al campo de batalla en la Primera Guerra Mundial. Este híbrido de la animación (2D para los fondos y 3D para los personajes) es una película accesible para los más jóvenes, pero contiene otras lecturas que provocan reflexión en el espectador adulto, aunque no es una película política, sino que Rouby dice que sólo pretendió poner el foco sobre un acontecimiento importante de la historia de su país.

Cafard, de Jan Bultheel. Primer largometraje del director flamenco ambientado también en la Primera Guerra Mundial con la base histórica de la primera división blindada del mundo: el grupo de élite belga ACM. El anti-héroe creado por Bultheel evoluciona de romántico idealista del XIX a un ciudadano cínico en el XX. Realizada con tecnología de captura del movimiento, algunas escenas de este viaje épico con núcleo dramático están inspiradas en los coloristas óleos de Sorolla. En la actualidad, Amina Daoudi y Jeppe van den Berghe preparan la novela gráfica de Cafard (cucaracha, apodo de los blindados belgas).

Psiconautas, los niños olvidados, de Pedro Rivero y Alberto Vázquez. Tándem creativo ganador del Goya al mejor corto de animación por Birdboy, por la que también fueron finalistas al Oscar. Basado en el cómic Psiconautas de Alberto Vázquez, esta fábula post-apocalíptica sigue su línea argumental, pero profundiza en ciertos aspectos. Rivero y Vázquez ya habían mostrado la historia en Birdboy y ahora continúan las andanzas de la ratita Dinki y su compañero toxicómano. Animación sórdida para esta crítica sobre las miserias del consumo feroz y el desprecio a la naturaleza.

Tout en haut du monde, de Rémi Chayé. Aventura polar protagonizada por una joven aristócrata rusa que se lanza a la conquista del Ártico a finales del XIX con un fin: encontrar a su abuelo, un renombrado explorador desaparecido durante su última expedición al Polo Norte. Primer largometraje de Chayé, responsable del storyboard y miembro del equipo de animadores de El secreto del libro de Kells, candidata a los Oscar, así como colaborador de Jean François Laguionie (al que el FICX dedicó una retrospectiva el año pasado) en títulos como Le Tableau o L’île de Black Mór.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.