Crítica The Hollow Point. Inauguración del Nocturna 2016

0

Un año más el cine fantástico regresa a los cines Palafox de Madrid y con esta ya son cuatro las ediciones del Festival Internacional Nocturna. Este año, según palabras de su director Luis M. Rosales, el festival ha tenido que hacer frente a un recorte presupuestario que ha obligado a reducir el número de proyecciones diarias y una menor presencia de directores homenajeados. Pese a esto, queda latente la energía de seguir adelante con un festival con personalidad propia y de valiente programación. Para inaugurar esta edición del Nocturna 2016, el festival optó por invitar a uno de nuestros directores más internacionales y que peor se han visto tratados en nuestra cartelera, Gonzalo Lopez-Gallego, que nos presentó su último trabajo The Hollow Point. Para completar la proyección de apertura de este Nocturna 2016, se contó también con el cortometraje Yo no he sido de Angel Ripalda.

YO NO HE SIDO

yo no he sido

El cortometraje dirigido por Angel Ripalda y escrito por Santiago Taboada, Yo no he sido, abrió el fuego del fantástico del Nocturna 2016 con una historia de espejos, gemelos siniestros y babysitters. Un canto al género puro, realizado por estos alumnos de la ECAM, que bebe de las influencias clásicas como El Otro de Robert Mulligan, aunque también de referencias más recientes como Goodnight Mommy. Elena Furiase interpreta a una niñera que tiene que cuidar de un niño que se ha metido en problemas en el colegio sin saber que el culpable de todo es en realidad su siniestro hermano gemelo que vive tras el espejo. Yo no he sido busca satisfacer a su público con algunos buenos sustos como la brillante escena del armario que mantuvo en tensión  todo el cine Palafox. Sin embargo notamos cierta confusión de montaje en algunas escenas o un poco arriesgado trabajo en las localizaciones que empañan el resultado final. Tampoco ayuda al cortometraje el poco talento de su reconocida actriz protagonista a la que vemos poco comprometida con la historia. Sin embargo nos quedamos con el encomiable espíritu de sus dos creadores para sacar adelante un proyecto que defiende y homenajea al género desde el innegable cariño. El cine Palafox tenía hambre de terror y supo agradecer este reencuentro con el género un año más.

THE HOLLOW POINT

thehollowpoint

Acercarse a The Hollow Point significa acercarse a la filmografía de Gonzalo López-Gallego, director madrileño que tras triunfar nacionalmente con su debut El Rey de la Montaña, decidió continuar su carrera en Hollywood. Allí realizó dos películas de género (Apollo 18, Open Grave) que tristemente no han llegado a estrenarse en nuestro país. The Hollow Point es su tercer trabajo en norteamérica y quizás el más prometedor, pues cuenta con un reparto muy lujoso con nombres como Patrick Wilson, Ian McShane, John Leguizamo o James Belushi entre otros. Un gran cast sacado adelante a pesar de tener un presupuesto de film independiente, pero que no se despeina al mostrar una resolución técnica de imagen y sonido espectaculares. The Hollow Point es un film fronterizo y también un thriller con cierto aroma a western ambientado en la frontera entre México y Estados Unidos: el mejor escenario para un western contemporáneo. Sobre este tapiz asistimos a la cruzada de dos shérifs, uno veterano y otro joven, para resolver un crimen relacionado con el tráfico de armas y detener al brutal asesino detrás de las muertes. Patrick Wilson interpreta brillantemente al shérif joven e idealista que verá como su camino irá tornando oscuro a medida que se adentre en el caso dónde llegará a perder incluso una mano. A su lado Ian McShane, como veterano y cansado Shérif resulta fantástico en cada una de sus apariciones y le hace brillar en un film dónde se priman sobre todo las actuaciones. En su contra tenemos un guión demasiado enfangado en subtramas de poco interés con tendencia a elementos del cine negro que enturbia el desarrollo del film y apedrean al interés, provocando que el desarrollo final de The Hollow Point sea menos eficiente a lo que dejaba entrever con su prometedor arranque. Gonzalo Lopez-Gallego demuestra con creces su talento a la hora de dirigir los actores o crear una puesta en escena interesante y efectiva, sin embargo su trabajo queda en parte sepultado por este irregular guión de Nils Liew. The Hollow Point, al no poseer ningún elemento fantástico en su contenido, termina siendo un film poco habitual para un festival de personalidad tan marcada como el Nocturna, y por eso el público la ha recibido con cierta frialdad. Sin embargo agradecemos enormemente la oportunidad de ver el trabajo de un director tan maltratado por la distribución y la exhibición en su país natal.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.